jueves, 16 de agosto de 2012

Se reunen represesentantes legales del “CHAPO” y del “LAZCA”





En su mas reciente y brillante columna en Sin Embargo, Acuerdos secretos de Calderón y Peña Nieto, su director Jorge Zepeda Patterson vislumbra un escenario perverso del tipo de negociaciones que se llevaron a cabo a puerta cerrada entre Enrique Peña Nieto (EPN)  y Calderón Hinojosa. 

En dichas negociaciones estarían pactadas la aceptación de la “victoria” con alfombra roja para el PRI con pagos adelantados a EPN. Dichos pagos serian vía el avión presidencial a cargo del erario de la administración actual y la presión para quitarle la concesión de la banda 2.5 GHz al grupo de MVS con la clara intención de beneficiar a Televisa. A cambio EPN daría total protección a Calderón para evitar ser enjuiciado en la corte internacional de la Haya por sus delitos de lesa humanidad y el perdón anticipado a los excesos económicos de su equipo cercano. Se nos antoja pensar que Fox fue también parte del paquete o bien que el mismo Fox ayudo a concertar dicha negociación.

Al escenario de Zepeda tan plausible y basado en todas las evidencias expuestas en los medios  y al mismo cinismo y descaro de sus protagonistas, faltó el componente del narcotráfico y los carteles que se disputan la plaza de México. Es impensable que el tema no se manifestó y que fue parte del pacto entre el nuevo dúo dinámico de la corrupción. 

Si algo aprendimos, tanto en México como a nivel internacional, a lo largo de los seis años de derroche de perdida de vidas humanas, corrupción de los altos mandos judiciales, escenificaciones de Televisa y el enriquecimiento ilícito del gabinete de Calderón, es que la presente administración estaba de facto apoyando al cartel de El Chapo Guzmán y quitándole la competencia de los otro carteles.

Por otro lado, el PRI ha sido asociado con el origen mismo de los zetas y hay pruebas irrefutables de que al menos cuatro gobernadores y exgobernadores han negociado plazas con El Lazca o El Z40, quienes hoy aparentemente se disputan los favores de EPN. Las recientes revelaciones gracias al equipo inquebrantable de Ricardo Monreal y las investigaciones de Carmen Aristegui en MVS apuntan que los zetas inyectaron coacción y dinero al fraude electoral cometido por el PRI: uno de los episodios mas vergonzosos y sucios de la historia mexicana.

Entonces, en este parteaguas de la historia de la raquítica y moribunda democracia mexicana, es claro que EPN y Calderón Hinojosa se reunieron como apoderados de El Chapo Guzmán y los capos El Lazca y/o Z40. Al menos para discutir una manera mas “armoniosa” de llevar a cabo la administración del narcotráfico en México.

Que fue lo que negociaron? Aquí entramos en el terreno de la especulación fundamentada y si tocamos alguna verdad esta será tan solo la punta del iceberg en el mejor de los casos. Sin embargo, es obvio que el fracaso de Juan Camilo Mouriño, la exposición de los Moreira, los fracasos y corrupción de Genaro García Luna y la hegemonía aberrante de Fidel Herrera en Veracruz dieron buenas bases para perfeccionar las “estrategias administrativas”. Una de ellas podría ser bajar la guardia y permitir mayor tolerancia a las actividades de los carteles con el visto bueno y negociado de los Estados Unidos (“No so Fast and Furious” esta vez). Otra vez en paz y trabajando como en los viejos tiempos.

Pero este sospechosísmo que podría ser el blanco perfecto de cualquiera de los pseudoperiodistas alineados al PRI de Milenio y Televisa, no es un fenómeno aislado. Voces al otro lado de la frontera se están abriendo paso a la posibilidad de que la “sucesión” presidencial de México representa un nuevo pacto con los carteles, lo cual no necesariamente garantiza la paz o menos muertes que el registro inigualable de Calderón con sus mas de 80 000 muertos sin contar los incontados.

Recientemente el blog Tell Washington Now publicó una hipótesis muy cercana a lo que se vislumbra aquí. En el blog se citan las palabras textuales de EPN como un presagio a lo que viene en la guerra entre carteles: “Estoy a favor de abrir un nuevo debate en la estrategia en la forma de combatir el narcotráfico. Es bastante claro que, después de varios años de esta lucha contra el narcotráfico, tenemos más consumo y tráfico de drogas. Eso significa que no se está moviendo en la dirección correcta. Las cosas no están funcionando ".

Según Tell Washington Now se tratan de "palabras clave" para indicar que el PRI se propone llegar a un acuerdo provechoso con los cárteles en relación a la legalización de las drogas a cambio de la recaudación de ingresos de impuestos sobre su venta. Agrega que en el mes anterior, el representante James Sensenbrenner, republicano de Wisconsin, había convocado a una audiencia en el Congreso para acusar a Peña de abogar por "un retroceso" y volver a las viejas políticas del PRI de "hacerse de la vista gorda a los cárteles", siempre y cuando no se perpetraran actos de violencia espeluznantes. Subraya que estas declaraciones podrían estar coincidiendo con las políticas migratorias de la administración de Obama en reducir las restricciones de indocumentados lo que constituiría un paraíso migratorio para los carteles. 

Para Tell Washington Now, estas iniciativas de EPN representarían la entrega total de la soberanía de México y el regreso al dinero corrupto y la violencia de los dos carteles principales de la droga en México. En clara critica a la orden ejecutiva “Dreamer” de la Administración de Obama, de restringir las deportaciones de inmigrantes ilegales, una política de no intervención en ambos lados de la frontera presagia un aumento enorme en el narcotráfico con la violencia y la corrupción inundando los Estados Unidos, indica.

Aunque lo expuesto por el blog se abre a un sin numero de líneas de discusión, esta claro que estamos de acuerdo que el PRI y Televisa junto con su títere EPN no representan otra cosa que poner a los zetas a cargo de las labores ejecutivas (y ejecutoras) en el país. Felipe Calderón supo muy bien de ello y ante el miedo de ser juzgado no le quedo otra que olvidarse de sus orígenes “morales” y políticos y vender su futuro y hasta su alma a los zetas. Pero que no espere que El Chapo este conforme con este pacto, como no estuvo con ninguno en todo el sangriento régimen que representó su sexenio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.