lunes, 28 de mayo de 2012

La Vázquez Mota, por sus pantalones, no se deslinda de Calderón y sus 60 mil muertos


1. Josefina Vázquez Mota, la candidata del PAN que “bajo sus faldas lleva pantalones”, acaba de criticar con razón –pero también con cinismo- el “deslinde” del candidato Peña Nieto con respecto al exgobernador priísta del estado de Tamaulipas que resultó un lavador de dinero del narcotráfico; también de paso criticó al candidato López Obrador por “deslindarse” del exgobernador perredista de Baja California Sur, detenido con la acusación de corrupción. 

2. Josefina Vázquez, por el contrario, considera que ella no debe deslindarse del presidente panista, Felipe Calderón, porque ha sido y es “un gran presidente”, a pesar de los 60 mil muertos y asesinados en su gobierno; a pesar que el desempleo y la miseria se han triplicado en el país; muy a pesar de que Calderón ha sido un lacayo de la política de los EEUU, así como de los grandes empresarios de esta nación. Como agradecimiento siempre abraza tiernamente a Calderón. 

3. Sin embargo, Josefina, que reniega de la mujer porque a través del tiempo no ha sido capaz de “defenderse como hombre”, durante su gestión como funcionaria de los presidentes Fox y Calderón, fue siempre sumisa. La realidad es que la panista es el modelo de mujer sumisa y como religiosa reivindica la doctrina de la iglesia acerca de la subordinación al marido, a la familia, al antiabortismo y a quienes se oponen a las luchas de los homosexuales por el respeto. 

4. Tiene razón Vázquez Mota al decir que “si Peña Nieto comenzara a deslindarse quedaría solitario”. Ha sido tan grande la corrupción entre los altos funcionarios del PRI y del PAN que parece imposible que algún día se acabe; casi seguro que ya no puedan hacer otra política que no tenga que ver con el dinero, con repartirlo a manos llenas en todos lo niveles económicos para lograr sus objetivos. Incluso, para ser candidato en el PRI, PAN o PRD debe demostrarse –así se exige- que se tiene “solvencia”. 

5. V. Mota cuida mucho a “su presidente Calderón” de los ataques enemigos. Ha logrado desviar la inconformidad contra Peña Nieto y el PRI, así como cubrir con un manto de santidad al gobierno conservador y asesino de Calderón. Es realmente extraño e inexplicable que el sexenio de Calderón –que tanto mal ha hecho a la mayoría de la población- permanezca semioculto en los debates e incluso en las luchas estudiantiles que se iniciaron el 11 de mayo en la Iberoamericana. 

6. Los jóvenes estudiantes han enfocado correctamente sus batallas contra Televisa, TV Azteca, Radio Fórmula, como principalísimos medios de información que deforman las noticias, engañan y manipulan; también contra Peña Nieto como candidato del PRI y de esos medios informativos; pero es muy extraño que silencien la crítica al calderonismo, siendo uno de los más nefastos gobiernos del país. Está bien bajar a Peña Nieto, ¿pero qué tal si el panismo –bien oculto- recobra el gobierno? 

7. Es correcto: el PAN en estos momentos parece perder importancia por estar de retirada, en tanto el PRI parece estar más fuerte y a la ofensiva; pero de ninguna manera hay que soñar –con esas ideas que revolotean- con una alianza con el panismo con el fin de repetir viejas experiencias que ya conocemos. El PRI ya lo ha demostrado durante 70 años y el PAN solamente en 12, que son exactamente lo mismo: son partidos que están al servicio de la burguesía y de la derecha. 

8. Vázquez Mota no renunciaría ni la harían desistir por el presidente por incapacidad. Si los panistas no votaran por el PAN lo harían en su inmensa mayoría por el PRI, no por el Movimiento Progresista. La única posibilidad de un triunfo de López Obrador sería por fuertes movimiento de masas –como el estudiantil- en las calles. Me pregunto: ¿Por qué los electricistas, mineros, telefonistas; los campesinos –con grandes problemas pendientes- no salen a la calle cono los estudiantes? 

9. Los asesores del lópezobradorismo tienen que pensar y analizar bien la situación. Ni Peña Nieto ni Vázquez Mota van a transformar nada en beneficio de la población, así ha quedado demostrado. Tampoco lo haría López Obrador si llega al gobierno amarrado con compromisos con el PAN, los empresarios, los medios de información. Hay que apoyar o impulsar más movimientos de masas para poner en jaque, para obligar a retroceder al PRI y a los medios de información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.